El hecho ocurrió en la Escuela N°27 de Hurlingham, a donde la víctima de 7 años no quiere volver.

Un lamentable episodio gira en torno a la Escuela N°27 de Hurlingham, donde un alumno de 7 años se orinó encima y fue burlado por su propia maestra.

“Pobre la señorita de segundo grado que tiene un meado”, dijo, por megáfono, la docente tras negarle la salida al baño al pequeño.

La situación fue alertada por el hermanito mayor, de 9, quien llegó a su casa y le contó a la madre lo sucedido: “¿Sabés, mami, que la maestra de tercero dijo por micrófono que la señorita de segundo tiene un meado?”.

“Se trata de una familia que hace cuatro años manda a sus hijos a esta escuela y nunca tuvimos un problema. Estamos al tanto de lo que pasó y estamos trabajando con la familia y la inspectora”, explicó Silvana Calvari, vicedirectora del establecimiento, quien además confirmó que la maestra no será separa de su cargo.

El triste chiste de la docente tuvo un previsible efecto en cadena, ya que los propios compañeritos son los que ahora se burlan del pobre nene que vivió esa humillante situación y ahora ni siquiera quiere volver a clases.

Comentarios