Lionel Messi le cumplió el sueño a Willian Gerez, un adolescente de 16 años que vive en un hogar de la organización Haciendo Camino que aloja a chicos judicializados en Añatuya, Santiago del Estero.

El encuentro tuvo lugar el jueves 18 de mayo en Barcelona, luego de que el astro rosarino finalizara su entrenamiento con el Barça. Willian tuvo la oportunidad de contarle de dónde venía y se llevó como recuerdo una camiseta firmada.

Willian es el segundo de 8 hermanos, que en 2014 fueron derivados por la justicia a “El Refugio”, hogar de Haciendo Camino en Añatuya, porque sus padres no les brindaban la atención necesaria. Ante la ausencia de sus padres, Willian y su hermano mayor se encargaban de los más pequeños, cuidándolos, bañándolos y consiguiéndoles comida.

Willian pudo viajar a Barcelona gracias a la generosidad de Natalia Meta, una donante de Haciendo Camino, que en la Cena Anual de UNICEF se ganó el premio de conocer a Lionel Messi y decidió donarlo a la organización.

Como a la mayoría de los chicos, a Willian le encanta el fútbol, pasa horas con sus cinco hermanos varones jugando en las canchitas de Añatuya. Debido a su compromiso con el estudio y por ser un buen ejemplo para sus hermanos, la organización decidió que él viajara a conocer a su máximo ídolo.

Que se generen oportunidades como este encuentro nos recuerda que con esfuerzo todos los sueños son posibles. Para muchos adolescentes como él, soñar se vuelve difícil a veces, pero él jamás bajó los brazos.

Fuente

Messi y su encuentro con uno de los chicos de El Refugio

 

Comentarios