Conozcan a Derby, el perro de Tara Anderson, quien fue adoptado el año pasado de un refugio llamado Peace and Paws Dog Rescue. Derby sufre de una deformidad congénita en sus patas delanteras, así que Tara decidió ayudarlo usando sus habilidades como gerente de proyectos en una empresa de impresiones en 3D.



Derby nació con las patas delanteras muy pequeñas, así que Anderson imprimió un par de prótesis a la medida de su mascota para que pudiera caminar de manera correcta y sentarse, como un perrito normal.

Ahora, Derby puede correr en casi cualquier superficie por primera vez en su vida.
Sin duda, ¡una historia genial!

Comentarios