Un hecho de la vida es: tienes que comer 3 alimentos al día, 21 comidas a la semana, lo que significa mucho gasto en el supermercado y tiempo de cocina. Para alguien que tiene un presupuesto limitado, tiene que encontrar la manera de comer de manera sencilla y rendidora. Afortunadamente, este artículo llegó para salvarte de muchos dolores de cabeza.

Pasos


1Lleva la cuenta de las cosas que usas en la cocina con una lista.Escribe los ingredientes que utilizas cuando cocinas; no mezcles la lista de ingredientes que tu familia usa comúnmente y ahora todo lo que tienes que hacer es poner una marca a un lado de las cosas que necesitas en vez de tratar de leer la letra de alguien más; por ejemplo: “Leche, apuntado; cereal apuntado”.


Revisa los especiales del supermercado. Puedes basar tu alimentación en base en lo que está en rebaja cada semana. Puedes comprar el doble y congelar la mitad para la próxima semana, eso sería como una comida “gratis” para la próxima semana.

3Revisa los libros de cocina o el internet para darte ideas del menú.Trata de hacer las compras una vez a la semana, excepto si se te termina algo.comida
4Haz una lista de cosas que necesitas en la cocina más las cosas que necesitas para el menú semanal.ahorrar

5Cuando vayas al supermercado solo compra las cosas de la lista; esto ayuda a mantener el presupuesto sano. No vayas de compras cuando tengas hambre; consume algo de proteínas antes de ir al supermercado.
dinero
6Compra las marcas de la tienda o genéricos. Muchas de las marcas de la tienda son tan buenas como las originales y suelen ser más baratas. En ocasiones las produce el mismo fabricante y las únicas diferencias son la etiqueta y el precio.gastos
7Compra productos que no caducan al mayoreo sí es mejor que el precio por unidad. Compra hierbas y especias en la sección de “Especias” (en pequeñas bolsas de celofán); son mucho más baratas que las que vienen en pequeños frascos de cristal (puedes guardar y reutilizar los frascos si te gustan).

  • Azúcar, harina y arroz suelen ser más económicos al mayoreo; ten cuidado porque algunas presentaciones estándar de gran tamaño pueden ser más caras que las que vienen en pequeñas cantidades; verifica el precio por unidad.



8Compra comida por temporada, especialmente del campo. Compra carne de temporada; comúnmente los asados son cosas que se producen y suelen ser más baratas durante el verano, mientras que los cortes de carne de res son más caros esta temporada. Compra carnes en especial y congélalas y si compras una pieza grande, tal vez sea mejor si la cortas en pequeñas porciones para que sea más fácil cocinarla después.

9Cocina usando alimentos que son menos procesados.

  • Compra un pollo entero y cortado; usa la mayoría para hacer pollo frito o a la parrilla; utiliza los huesos y restos del pollo para hacer caldo de pollo.
  • Aprende a preparar y usar frijoles, chicharos y lentejas crudas; son buenas para tu salud y se encuentran entre los alimentos menos caros que puedes comprar.
  • Considera hornear tu propio pan en una máquina especial; no es tan difícil y obtendrás mejor pan por una fracción de su costo real.
  • Una manera rápida de adivinar la ganancia de los alimentos preparados es comparar el precio por el peso de los ingredientes primarios. Si un paquete de 8 onzas (1/4 de kilo) de galletas cuesta $4 dólares, eso daría un total de $8 dólares por libra (medio kilo). Revisa el supermercado y te darás cuenta que muy pocos ingredientes sin procesar cuestan tanto; el camarón puede ser una excepción pero no la mantequilla real, vegetales frescos, harina, azúcar, aceite hidrogenado con lo que hacen las galletas que compras.

mes
10Toma ventaja de los productos que la tienda quiere deshacerse.

  • Casi todas las tiendas tienen una pequeña sección de “especial del día” en las carnes; cómprala y cocínala cuando llegues a tu casa; ahorrarás mucho dinero y será seguro de comer.
  • Compra una bolsa de plátanos de vez en cuando; puedes usarlo para hacer pan de plátano o congelarlos para hacer smoothies.



11Entérate de cuales tiendas tienen descuentos regularmente. Si compras en un supermercado con regularidad, date cuenta de cuando llegan a la tienda los diferentes productos y cuando cambian sus ventas.economia
12Compra hierbas frescas y congela los excedentes, excepto el romero; corta en pedazos hierbas suaves como el cilantro o la albaca, métela en una bolsa con cierre y escribe el nombre con un plumón a prueba de agua. (nota: los palillos de cilantro tienen tanto sabor como las hojas, córtalos muy bien y no notaras la diferencia); Por supuesto que las hierbas congeladas solo servirán para cocinar ¿Y qué? puedes encontrar muchas recetas para usarlas y saborearlas.

13Congela los vegetales también. Corta en pedazos zanahorias, apio, pimientos, etc. que empiecen a pudrirse; la mayoría de los vegetales tienen que coserse un poco antes de congelarse, consulta un libro de cocina o internet para las instrucciones de congelado; los pimientos por ejemplo no necesitan un tratamiento especial. Córtalas y ponlas a congelar en hojas para hornear; evita congelarlas en grandes cantidades; utilízalos en caldos, salsas, omelettes, etc. es impresionante la manera en que puedes hacer saludable una salsa de espagueti.comida
14Aprende a preparar bocadillos caseros. Las palomitas son una buena opción económica; también puedes comprar tortillas de trigo entero y hornearlas con Pam para hacer bocadillos saludables y acompañar tus alimentos.

15Realiza mezclas hechas en casa. Consulta los libros de cocina para darte ideas para hacer mezclas hechas en casa.dinero
16Evita el cereal en caja. Compara el precio por el peso del cereal a granel y la avena y verás la gran diferencia. Hay muchas maneras de cocinar la avena y tal vez descubras que te gusta. También puedes hacer tu propia granola o muesli en casa.

17Lee las etiquetas de de los productos o busca recetas en internet, tal vez puedas hacer la misma cosa o receta en casa por mucho menos recio, por ejemplo:

  • La sopa de tómate está hecha de tómate y agua (es lo que dice la marca líder) La salsa de tomate se puede vender en 8 latas por dólar pero lo más común es que sea 4 o 5 latas por dólar. Es mejor pagar $0,25 centavos de dólar por lata que $1,50 dólares por lata y no se diga las de microondas que cuestan hasta $1,99 dólares.
  • Una conocida marca de salsa picante dice que esta “añeja”; está hecha de vinagre, chile rojo y sal; todo lo que esta “añejo” es el vinagre; puedes hacerla fácilmente con ingredientes que ya tienes en casa.
  • Otra ventaja de preparar tus alimentos es que sabes lo que llevan. Existen muchas recetas en Wikihow y en otras partes para preparar todo tipo de comida.

barato
18Compra arroz en bolsas de 20 a 25 libras (10-12 kilos); el arroz es un alimento que dura mucho y es básico. Una pequeña bolsa de arroz te puede costar $2 o $3 dólares; la bolsa de 25 libras (12 kilos) contiene 10 veces más cantidad y solo cuesta el doble que esas bolsas.

  • Asegúrate que cuando compres a granel, vayas a usar esa cantidad porque hasta los granos se echan a perder.



19Evita comprar comidas pre cocidas como Macarroni and Cheese; estos alimentos realmente no te ahorran tiempo y cuestan mucho más para la cantidad que representan; además de que tienen mucha sal y otros aditivos.

  • Si tienes una escala para pesar, pesa el queso que incluye el macaroni and cheese. Esa marca popular cuesta alrededor de $1.09 dólares por caja; mientras que una bolsa de pasta mucho más grande te cuesta menos además de que puedes hacer tu propia salsa de queso real y más saludable.

mes
20No vayas al pasillo de las bebidas. Compra leche y jugo 100% de fruta si necesitas, pero recuerda que la mayoría de las bebidas tienen cantidades industriales de azúcar y el precio se basa en la mercadotecnia y no en sus ingredientes.

  • El agua embotellada es extremadamente derrochador en términos de empaque y transportación y frecuentemente solo es agua de la llave filtrada; en muchos paises en desarrollo toman agua de la llave y es perfectamente segura, utiliza un bote de plástico para rellenarlo de tu llave; un filtro de agua te puede ayudar si no te gusta el sabor del agua.
  • Si te gusta el café o el té, hazlo tu mismo en casa. Consigue una cafetera con temporizador y verás que se pagará por sí misma.
  • Si te gustan las bebidas dulces, haz tus propias limonadas o smoothies.
  • El alcohol es caro, por lo que te recomiendo que lo consumas en ocasiones especiales o si eres aventurero, anímate a preparar tu propio vino o cerveza en casa.



21Sáltate el postre; dulces, galletas y nieve agregarán más costo a tus gastos del supermercado y a tu cintura. Si te gustan mucho puedes cocinar tus propios postres en casa de vez en cuando.
Consejos

  • La calidad cuenta; solo te queda a ti juzgar qué tanto.
  • Si tienes una computadora portátil, llévala a la tienda y antes de llegar al supermercado pon tu lista en tú hoja de cálculo favorita y nombra la primera columna “productos” y la segunda columna “precio” y la tercera columna “cantidad”. Coloca la cuarta columna para mostrar el precio por cosa (multiplica el precio por la cantidad), introduce el precio y la cantidad en el programa y ve revisando el total en la pantalla. Si te pasas del presupuesto, verás fácilmente en dónde puedes hacer algún corte.

 

Comentarios